• Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo masa té matcha
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo masa té matcha
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo masa té matcha
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo masa té matcha
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo pizza
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo pizza
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo pizza
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo pizza
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo pizza
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo pizza
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo pizza
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Entreharinas - Daniel Jordá & Pastas gallo
  • Taller Entreharinas foto de grupo
  • Taller Entreharinas 10 OCT 2019 certificado

Taller “Entre Harinas” con Daniel Jordá

publicado en: EVENTOS | 0

Esta es una historia de amor a primera vista, ¿Preparad@s para leerla? Todo empezó el día que navegando por Instagram vi un concurso de pastas Gallo en el que el premio era nada menos que un taller con el gran maestro panadero Daniel Jordá. Un artista en toda la amplitud de la palabra.

En su página Panes Creativos puedes abrir boca y ver alguna de sus “obras de arte” (panes maravillosos) mientras te dejas llevar por la música de la sección. Puedes buscar y apuntarte a sus talleres presenciales y online, comprar sus libros, navegar por las noticias del blog o conocer un poquito más sobre él. Un artista (en toda la extensión de la palabra porque además es licenciado en Bellas Artes) que realiza auténticos maridajes de arte, creatividad y harina y que pone en alerta todos nuestros sentidos, olfato, gusto, tacto, vista y hasta el oido. Alta gastronomía a la altura de estrellas michelín.

¿Qué crees que hice? Por supuesto, ni me lo pensé y participé … y como arte de magia, al cabo de unos días, se pusieron en contacto conmigo para decirme que una plaza era para mí. ¡¡Conseguido!! Iba a ser la tercera vez que veía este sueño cumplido.

¿Y de qué iba el taller? El nombre lo dice todo, “Entreharinas”, un taller experimental con las nuevas harinas de Pastas Gallo. Harinas alternativas que hasta ahora no eran fáciles de encontrar como la “BIO“, “de Fuerza“o la “multicereales” y que nos garantizan el éxito en las recetas que hagamos, ya que a más variedad mejor podremos adaptarlas a usos específicos.

Nos explicó la técnica del amasado por autólisis, o lo que es lo mismo, la técnica del “No amasado” y nos pusimos a trabajar masas como si no hubiera un mañana, siempre al ritmo que él nos marcaba. Me pringué y disfruté manejando esa masa de harina integral con té Matcha, de la que luego saldrían esos panecillos tan bonitos.

Mientras que yo simple y sencillamente me pringaba las manos (esa era mi impresión) las masas en sus manos se convertían en puro ARTE.

Con la harina multicereales preparamos unos lacitos dulces con Nutella y avellanas de vértigo. Y hablo en plural, porque aunque el maestro lo hizo, nosotros los ayudamos a rizarse un poco, con más o menos maña.

A la Harina Bio le dimos uno de los mejores usos, que diría mi hijo, ¡¡Hicimos Pizzas!! Incluso llegamos a preparar biga al puro estilo de Italia. Y por supuesto, llenamos ese gusanillo que se iba despertando en el estómago. Imagina lo rica que estaba, ¿Puedes? Yo salivo solo de recordarlo.

Fué un verdadero regalo que vivimos en el espacio de Cocinea. Dos horas largas, que se hicieron muy cortas, jugando con harina, preparando masas, pizzas y panes incluso en sartén.

Aparte de todo lo aprendido qué fue mucho, @pastasgallo nos preparó una cajita, en la que metimos alguna de las masas que se hicieron en el taller para hornear en casa.

También nos obsequió con un Bannetón, un recipiente en donde los buenos panarras fermentan las masas de sus panes y que ayuda a mantener su forma en la fermentación y a obtener un pan más voluminoso y de buena calidad.

Y un tercer detallazo, dos de sus nuevas harinas #eco y #multicereales que me entusiasmaron y que ya tienen vistas de ser utilizadas muy pronto. Deberes… de los buenos, de los que se disfrutan.

Como veis, al llegar a casa hornee e hice panecillos, incluso me lancé al corte de tijera que hizo el maestro, pero mi arte es nulo… Y no me quedaron ni de lejos como a él. Eso sí, muy de cerca rondaba aún su mano y en casa nos supieron a gloria los panecillos en el desayuno del día siguiente, Mmmmmm!!

Se aprenden tantas cosas, que casi te cuesta recordarlas todas al llegar a casa. Fue un verdadero placer volver a aprender del gran Daniel Jordá, darle gracias por su paciencia y coincidir con mis “compis” de faena Rodrigo @the_hitchcook y Oscar @somosmuydecomer.

Y por supuesto, Mil Gracias a a Gallo por hacerlo posible.

Resumiendo y en una sola palabra: FELIZ y ENAMORADA. Como bien nos anuncia Jordá en uno de sus libros “Love is in the bread”.

Y no me olvido del certificado del taller, que fue una sorpresa recibirlo y que hace del recuerdo de ese día, un poco más especial.

Seguir Paz:

Me encanta la cocina y todo lo relacionado con la nutrición. Quiero ayudarte a que tu tiempo en la cocina sea provechoso y divertido con recetas rápidas, sanas y ricas, siempre con un toque original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *