KEFIR DE LECHE

¿Conoces qué es el KEFIR DE LECHE?

El Kéfir es un producto bebible de leche fermentada. Se dice que la palabra Kefir, proviene de la palabra turca “Keif”, que significa “sentirse bien” o “buena cara”.

Lo puedes comprar, pero como es algo vivo y crece, puedes encontrar a alguien que te lo regale. Yo siempre estoy dando, así que si eres de mi zona PUEDO REGALARTE KEFIR DE LECHE cuando quieras. A mi me lo regaló mi tía Pilar y ya llevo tomándolo desde Febrero y estoy encantada. ¡Me sienta fenomenal! No compro yogurt porque los beneficios que aporta el kefir son más que suficentes y está muy rico. Lo puedes utilizar como el yogur o la leche, para hacer postres, batidos, bizcochos, solo o azucarado, igual que el yogurt, solo que con muchos más beneficios.

 

kefir_leche3

 

El Kefir de leche nos proporciona bacterias bifidoactivas y probióticos beneficiosos para nuestro organismo. Además hace que la leche pierda practicamente el 99% de su lactosa, por lo que es mucho más digestivo y digerible.
El Kéfir de Leche es antibacteriano, antifúngico y antitumoral, ha demostrado beneficios de absorción de colesterol, beneficios en enfermedades estomacales (estreñimiento, gases, úlceras…), previene infecciones, refuerza la inmunidad y es anticancerígeno.

Su uso continuado produce muy buenos efectos en convalecencia después de graves enfermedades. También da buenos resultados en alergias de la piel, embarazo y en las molestias femeninas del bajo vientre.

 

kefir_leche2

 

Hay numerosas recetas que usan la leche kefirada. pUEDES Hacer quesos de untar, queso sólido, REPOSTERIA… El próximo día te cuento como hago yo el queso a las finas hierbas y la crema de cacao para mi hijo.. Mmmmmm

Y si quieres saber más o quieres que te regale un poco solo tienes que decírmelo.

 

kefir_leche1

 

Ingredientes:

 

– un frasco de cristal de tamaño medio

– un colador de tela o plástico (yo utilizo el cestillo de mi thermomix)

– Hongo Kéfir de leche (expecifico porque también lo hay de agua)

– la leche que vayas a usar. Dicen que es mejor leche entera, pero yo lo preparo con desnatada y sale genial. La proporción de leche es a ojo. Una parte de kefir por tres de leche.

También puedes prepararlo con leches vegetales. Mi experiencia es con la leche de soja y sale menos acido que con la leche normal y está mucho más rico de sabor. Pero siempre teniendo cuidado porque con el tiempo se te pone amarillo y debes alimentarlo de nuevo con leche animal (vaca, cabra, oveja…)

El kéfir no debe entrar en contacto con utensilios metálicos, especialmente aluminio o cobre. Los utensilios usados (recipiente y colador), que no sean de aluminio, porque este material no es estable en un medio ácido, como el kéfir, y podría transferirle partículas nocivas.

______________________________________________________

 

Preparacion:

Se puede preparar la cantidad de kéfir querida, siempre que en el tarro quede 1/3 de aire. El motivo es que durante la fermentación, se da lugar a una presión de gas que aumenta a medida que sube la temperatura.

Es muy sencilla. Se introducen en el tarro la leche y el kéfir, se cierra y se deja a temperatura ambiente durante 24-36 h. Tras este tiempo, se cuela el líquido resultante y se vuelve a repetir el proceso. El líquido obtenido es una bebida alcoholica de baja graduación (menos del 1%), carbonatada de consistencia similar al yogur aunque con una textura más suave y sabor ligeramente más ácido; si no gusta, se le puede añadir azúcar, canela o miel.

La mayor parte de las veces el producto comercializado como «kéfir» carece tanto de alcohol como de gas carbonico, y en realidad es yogur. El kéfir debe estar siempre en leche.

Aún no se ha conseguido producir leche kefirada de forma industrial, ya que el Kéfir es bastante inestable, hay veces que fermenta la leche antes, otras veces tarda más, puede morir… por ello, la mayor parte de la producción de leche kefirada es artesanal.

 

Conservación:

Si nos tenemos que ausentar por unos días, se pueden dejar los gránulos en la nevera, se puede conservar metidos en agua sin cloro y con azucar durante unas semanas para su conservación.

Por más largo tiempo, se los puede congelar (se limpia bien y se escurre, se introduce en una bolsa de plástico y se congela. Así aguanta mucho tiempo).

Para descongelarlo, se saca del congelador y se prepara kéfir de leche durante tres días, desechando este primer kéfir.

FUENTE: comprarkefir.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.